VALORES Y VIDA SALUDABLE EN EL DEPORTE SOCIAL

Por: Profesor Nestor Figueroa
Derechos reservados. Para uso exclusivo de la enseñanza y la investigación.
http://sinchijudokan.com/wp/wp
info@sinchijudokan.com

——————————————————————————-

  1. INTRODUCCION

Este artículo tiene el propósito de responder a una necesidad urgente de introducir los VALORES en el Deporte Social, contribuyendo al desarrollo humano; en la práctica de la disciplina fitness recreativa y el deporte de competencia;  fomentando hacia una cultura de valores y de vida sana,  como agente del desarrollo humano y social.

El deporte visualizado como un sistema social deportivo, se puede aplicar para insertar calidad de valores sociales en la gente, lograr una mejor calidad de vida, de menguar la violencia social, de tener calidad convivencial, y mejorar las relaciones familiares, orientándose a obtener mejores ciudadanos.

Por otro lado, la distribución ineficaz de la riqueza económica en el mundo, la injusticia social, la escasez de recursos naturales, y la desproporcionalidad de los mercados logísticos; ha generado la explosión de un mal endémico, llamado Violencia Familiar, y que en el Perú, se ha constituído en un problema de salud mental y emocional pública que está destruyendo la sociedad.

Según cifras del MIMDES en el Perú 6 de cada 10 hogares sufren violencia familiar, siendo devastador el impacto de la violencia en las personas que forman parte de una familia, como son mujeres, niñas, niños, ancianos e incluso los mismos varones que generalmente son los agresores.

Las víctimas de agresión física o mental, tienen una relativa calidad y oportunidad de atención social en el sistema de salud pública; con consecuencias de traumatismos físicos, psicológicos y culturales, originados por actos violentos, y que representan una importante carga financiera y logística para los servicios sanitarios del Estado por efecto de la violencia social y familiar.

La violencia familiar y social reduce la productividad y causa ausentismo laboral, depresión, ansiedad. También aumenta los costos para los servicios de salud, servicios municipales, judiciales, policiales y educativos.

En este marco de violencia social crecen los niños de nuestro país, realizando el aprendizaje de estos modelos, y reproduciendo esas conductas en su vida adulta, generando a su vez una cadena generacional hereditaria de las mismas características.

La etapa de niñez y adolescencia es una etapa crucial para el desarrollo humano; los niños y adolescentes requieren amor y relaciones afectivas permanentes, requieren también aceptación en el ámbito social en que se desenvuelven, en su hogar, la escuela, con sus padres; requieren también experiencias exitosas apropiadas a su desarrollo, oportunidades y guías, pero también adquirir educación y cultura en materia de valores sociales, que mejoren su autoestima.

Los niños y adolescentes deben contar con ambientes seguros en casa, escuela y vecindario, que les permita socializar. Asimismo deben diseñarse estructuras que provean de una nutrición saludable, de actividad física y sueño reparador.

La realidad nos muestra que tenemos grupos de niños y adolescentes en grave riesgo en desamparo moral y físico, socializando en las calles, formando parte de pandillas, o de barras bravas, sin espacios adecuados para el uso de su tiempo libre, sin actividades recreativas debido a su extrema pobreza.

Este estudio busca lograr el desarrollo pleno de la persona, plantea la enseñanza de hábitos y habilidades sociales integradas al deporte social, para lograr la integración social y resolución de conflictos por vias no violentas, en las áreas de familia, hogar, amistades, escolar, laboral y social.

2. EL DEPORTE Y LA PROBLEMÁTICA SOCIAL

Entendemos que el deporte social es un fenómeno social beneficioso para la vida social y su desarrollo, que propende al cambio social de actitud, eficiencia, productividad, por ello es importante hacer una pedagogía integral en la enseñanza del deporte, que considere no solamente el estímulo y preparación de los factores físicos y tècnicos de velocidad, resistencia, potencia, flexibilidad, reflejos y técnica del atleta, sino además su formación en urbanidad, civismo, valores morales y valores espirituales.

De ahí que el deporte social se puede convertir en una actividad recreativa de las masas sociales, sea para bajar de peso, mantenerse en forma, lograr una armonía de mente, hipertensión, depresion, espíritu y cuerpo, o por recreación, competencia, o defensa personal. Contribuyendo además a mejorar las capacidades de interaccion humana, de comunicación, de asociación, de cooperación, de ayuda mutua. El deporte debe tener un cuerpo de doctrina, principios, sistematización, lo que permite implementar una estructura pedagógica en la enseñanza.

Importantes organizaciones mundiales estàn preocupados de promover el deporte con un espìritu de desarrollo humano, de valores, de promoción de la paz, sin discriminaciòn de gèneros; leyendo los siguientes artìculos, no pareciera entonces, que el desarrollo deportivo estè centrado en las competencias antagònicas, en el estìmulo de la violencia y la intolerancia en el deporte, en el egoísmo y la arrogancia por el triunfo, y en la exclusiva preocupación por las medallas.

– UNESCO: Educar con el Deporte,

http://www.unesco.org/bpi/pdf/memobpi45_educationsport_es.pdf

– UNICEF: Deporte, Recreación y Juego, http://www.unicef.org/publications/files/5571_SPORT_EN.pdf

– OEA: La Violencia en el Deporte, Estudio Multidisciplinario,

http://unesdoc.unesco.org/images/0007/000731/073148so.pdf

International Council of Sport Science and Physical Education ICSSPE:

El Deporte y su Intervención en Post Desastres,

http://www.kennesaw.edu/iawl/Files/seminar_germany.pdf

Las disciplinas recreativas deportivas deben visualizarse como parte de un cuerpo del deporte social que debe necesariamente estar organizado, articulado con su comunidad, tener propósitos, y fundamentalmente, funcionar y ser administrado como un sistema gerencial eficaz, con objetivos sociales.

En torno al cual se desenvuelvan muchos factores logísticos y administrativos; los cuales se materializan a través de las organizaciones, de la gestión, reglamentos; presupuestos financieros, dispositivos legales, políticas gubernamentales; estructura y políticas del deporte nacional, imagen ante el mundo, y reglas del deporte.

Así como de educación, tecnologías, recursos, atletas, dirigentes, entrenadores, periodismo y comunicación social; todos estos factores conforman lo que viene a ser la actividad recreativa como sistema nacional deportivo, al igual que en cualquier otra disciplina deportiva que se practica en cualquier nación del mundo, y que propende al desarrollo de la sociedad a través de su promoción.

Nuestro interés en este punto, es despertar la preocupación y la conciencia de promover deporte social en los clubes, academias, ligas, federaciones, colegios, municipios, instituciones educativas, entidades privadas, instituciones del Estado, y de toda persona que de alguna forma tenga vinculación con el deporte recreativo como base de vida.

A fín de estimular el trabajo solidario, hacia metas de estrategias diseñadas y de un desarrollo sostenido en materia de valores sociales. Conociendo también que una de las características de lentitud de crecimiento de muchas naciones, es la marcada centralización de sus sistemas socio-económicos en las ciudades capitales, especialmente en Latinoamérica y paises tercer mundistas.

La actividad deportivo recreativa tiene dos aspectos fundamentales para su promoción, como son: a) el desarrollo físico atlético, tècnico y competitivo, y b) el aspecto de formacion emocional, mental, moral y social de los individuos.

Esas vias dependiendo de los propósitos finales que se persigan, son por ejemplo las actividades recreativas deportivas masivas interactivas. Que contribuyen a la formación de futuros talentos para el deporte de alto rendimiento como componente del deporte social. 

3. LA ACTIVIDAD RECREATIVA DEPORTIVA, Y LOS VALORES SOCIALES

Hay dos aspectos que tomar en cuenta para analizar el problema de la erosión y carencia de valores morales en una sociedad o nación, lo primero es aceptar que una sociedad sin ciudadanos ejemplares en valores morales, valores espirituales, civismo, urbanidad, educación, solidaridad y sensibilidad social, es una sociedad sin capacidad de cambio socio-económico, y menos de alcanzar algun dia el desarrollo social armónico con oportunidades y justicia para todos.

Aquella será una nación sin posibilidad de auto desarrollarse, expuesta a las lacras sociales de la drogadicción, narcotráfico, de la delincuencia, la inmoralidad, la corrupción, la indiferencia social, la disociación, el terrorismo, el crimen organizado, deficiencia de servicios públicos, democracia inepta, ineficiencia de la administración pública, injusticia social, violencia doméstica, falta de identidad nacional, y gobiernos mediocres.

De otro lado hay que observar que el mantenimiento de la actividad física o ejercicio físico, tiene maravillosos beneficios a la humanidad, como mantener una salud adecuada en la persona, mejora la irrigación sanguínea, reduce el colesterol, la hipertensión, la obesidad, reduce el riesgo cardiaco, disminuye la tensión, la ansiedad, la depresión.

Es sabido también que mejora la funcion cardio vascular y cardio respiratoria, mejora los reflejos, aumenta el vigor, disminuye el agotamiento físico y mental, estimula el tono de musculos y nervios; disminuye el riesgo de lesiones oseo-musculares; mejora las capacidades de velocidad, resistencia, potencia, elasticidad-flexibilidad, agilidad; el ejercicio físico armónico y adecuado en general mejora la condición bioquímica del organismo.

Ahora bien, calidad de vida no es solamente el bienestar económico, las comodidades, el dinero, o el lujo; calidad de vida es más que eso, es salud de vida mental, física, idiosincrática, emocional, material, del medioambiente, es bienestar integral en la persona con respecto a su entorno.

Si en todos estos elementos existen afinidades y bienestar, ese será el resultado de la vida armoniosa en sociedad, en familia, e individualmente, el resultado será que las formas de convivencia de las personas, sean aceptables, y se desenvuelvan bajo ciertas normas de conducta socialmente aceptadas y saludables sinérgicamente.

                              DEPORTE CON VALORES Y CALIDAD DE VIDA SALUDABLE

GRAFICO1   

  1. LA EDUCACION DE LOS VALORES EN EL DESARROLLO DE LA SOCIEDAD PERUANA

Hay ciertos aspectos que tomar en cuenta para intentar resolver este problema de la iniquidad social en los paises subdesarrollados, ya mencionamos, que una sociedad sin ciudadanos ejemplares en valores morales, valores espirituales, civismo, urbanidad, educación, amor de prójimo, solidaridad, ni sensibilidad social, ni acatamiento de derechos humanos, es una sociedad enferma, sin capacidad de cambio, y sin posibilidad de auto desarrollarse. Expuesta a sucumbir por las diferencias económicas, comerciales, bloqueos, presiones y medidas de sumisión de otras naciones poderosas.

Los problemas externos muchas veces agobian con deudas a las naciones pobres, las asfixian, y empiezan a deteriorarse internamente en su población, porque crea desbalances entre las relaciones de capacidad, oferta y demanda económica. Como consecuencia de estos fenómenos, una nación puede enfermarse mentalmente, idiosincráticamente, el alto índice de suicidios y de divorcios dice mucho de este fenómeno.

Hay que aceptar además que la practica regular y sistematizada de la actividad recreativa y deportiva ofrece muchas ventajas en la conservación físico, mental, emocional y fisiológica de la persona, le mantiene una salud integral adecuada, porque hace del individuo una persona con disposición positiva para enfrentar los problemas de la vida, contribuyendo a mejorar el ambiente emocional y de relación en la familia y en la comunidad.

El ejercicio físico armónico y adecuado en general mejora la condición bioquímica del organismo, asi como la capacidad mental, emocional, e idiosincrática de los individuos, y con esas ventajas, eleva las condiciones de calidad de vida en una sociedad, una sociedad sana mentalmente, es una sociedad más fuerte para buscar su desarrollo y enfrentar como nación los retos de modernización y eficiencia de vida social.

La educación y la cultura deben contribuir hacia la formación de una Cultura de Paz, de una Pedagogía sistémica del deporte nacional, que forme atletas idóneos medallistas, pero a la vez idóneos ciudadanos, eficaces cabezas de familia, que tengan como propósito alcanzar calidad de vida, calidad convivencial, calidad de salud y desarrollo social a través de la práctica del deporte con valores morales.

Bajo esta óptica, consideramos que la educación y los valores sociales, son el medio general mas importante para el desarrollo de los seres humanos, y obviamente también lo es para el deporte; por esta razón es necesario concentrar esfuerzos en formular una Pedagogía de valores sociales, que prepare ciudadanos eficientes, aptos en fomentar el desarrollo nacional.

                                     DEPORTE PARA EL DESARROLLO HUMANO Y SOCIAL

GRAFICO 2

  1. HACIA UNA CULTURA DE PAZ Y CONVIVENCIA SOCIAL

En algunas ocasiones, la gente dice que necesita paz mental y en otras, dice cosas hirientes, los comentarios despreciables, peyorativos que fomentan la falta de paz crean ira, rencores, hasta maledicencia. La falta de paz comienza con algunos pensamientos de enfado, contundentes, a veces con celos, envidias, egoísmos, que después se expresan en palabras y actos, llegando a manifestarse en algunos casos de forma incontrolable y violenta.

En su forma más conocida la falta de paz puede sentirse como estress y presión a las responsabilidades familiares, laborales, sociales y a otras obligaciones; en su aspecto más importante, la falta de paz se manifiesta en colapso, adicciones, abusos, crímenes, desequlibrios emocionales y otros problemas psicosomáticos.

Aunque la ciencia médica ha ayudado a aliviar los síntomas del estress y la psicología ha contribuído al entendimiento de la sique; sin embargo sigue existiendo una búsqueda genuina de una espiritualidad funcional y fuerte que produzca en el individuo un estado de calma, armonía y relajación.

Las cualidades internas y los recursos de los seres humanos se identifican rápidamente como herramientas para competir con el mundo y con sus crecientes demandas. En el proceso de curación, la salud se analiza desde una perspectiva integral compartiendo ambas energías: las físicas y las espirituales. Aunque se mantenga la salud física, los recursos espirituales se aprovechan para superar mejor las situaciones personales y para mejorar las relaciones entre las personas.

La cultura de paz es ante todo un esfuerzo generalizado para modificar mentalidades y actitudes con ánimo de promover la paz. Significa transformar los conflictos, prevenir los conflictos que puedan engendrar violencia y restaurar la paz y la confianza en poblaciones que sufren violencia. Pero su propósito trasciende también a las escuelas y los lugares de trabajo del mundo entero, los parlamentos y las salas de prensa, las familias y los lugares de recreo.

Forjar una cultura de paz es hacer que los niños y los adultos comprendan y respeten la libertad, la justicia, la democracia, el orden, el respeto, la disciplina, la honestidad, los derechos humanos, la tolerancia, la igualdad y la solidaridad. Ello implica un rechazo colectivo de la violencia. E implica también disponer de los medios y la voluntad de participar en el desarrollo de la sociedad.

Las amenazas que pesan sobre la paz revisten muchas formas distintas, desde la falta de respeto por los derechos humanos, a la justicia, la democracia, hasta la convivencia con la pobreza y la violencia social. La cultura de paz es una respuesta a todas esas amenazas, una búsqueda de soluciones que no pueden imponerse desde el exterior sino que han de provenir del interior de la propia sociedad, del seno familiar. Esa es la esperanza para iniciar una estrategia de deporte social en el Perú.

GRAFICO 3

 

 

Esta entrada fue publicada en Salud y Deporte. Guarda el enlace permanente.