SINCHIJUDOKAN INSTITUTE "Judo, Arte y Ciencia del Desequilibrio, para una una Cultura de Paz y Vida Saludable"


Archive for febrero, 2012

EMPRESAS PUBLICAS Y CONTROL DE GESTION

El Estado se construye a través de las Empresas Públicas en un agente impulsor del desarrollo económico y social. Partiendo de esta premisa el Estado juega diferentes roles, actuando simultáneamente como accionista empresario, arrendatario, asegurador, banquero, controlador, constructor, etc.

El Estado debe garantizar el desarrollo armónico y equilibrado a través del fomente empresarial en todo el país; ello requiere desconcentrar en las áreas regionales las fuentes de industrialización, transformación y distribución de los recursos, dejando los excedentes para que reviertan en la inversión y desarrollo de las mismas zonas regionales.

Por consiguiente, constituyen Empresas Públicas aquellas personas de derecho público/ privado en las cuales el Estado tiene una participación accionista mayoritaria; estas empresas se han originado en las siguientes formas: unas veces por nacionalización (expropiación) de empresas transnacionales que venían operando en el país, otras veces por creaciones del Estado de acuerdo a sus necesidades de incrementar  fuentes de riqueza económica, o bien de manejar directamente la prestación de bienes y servicios básicos, como agua, energía eléctrica, telecomunicaciones, transportes, alimentos, etc.

En cualquiera de las perspectivas, éstas confluyen en que las Empresas Públicas actúan como agentes o instrumentos de las políticas y objetivos de desarrollo del Estado; en este sentido, cabría revisar su posición en el mercado, su gestión, su dualidad beneficio-servicio, su participación en el PNB y Balanza de Pagos, desempeño de sus ejecutivos y la aplicación de mediadores a su rendimiento.

Sobre su posición en el mercado, las Empresas Públicas operan en mercados internos monopólicos (servicios), salvo aquellas que efectúan comercialización exterior de algunos productos, pero que están sujetas a precios y cuotas establecidas por mercados externos; otras (con poco éxito) se ubican en el mercado competitivo. La revista Progreso de 1982 registra algunas empresas peruanas entre las primeras 500 de América Latina en orden de ventas (9). Los precios y tarifas están controlados por el Estado, no habiendo en este sentido una influencia en el mercado sobre el bien o servicio que se comercializa.

Un aspecto de suma importancia que se comentará en este punto, será el referido a la rentabilidad de las Empresas Públicas. ¿Deben o no rentabilizarse las Empresas Públicas? ¿Deben generar beneficios o excedentes? ¿Se deben limitar a cubrir solamente sus costos de operación? ¿Cómo debe evaluarse la gestión empresarial?.

Empresarios y ejecutivos del sector privado, directivos  y funcionarios públicos; a unos les afecta el hecho de tener déficit en sus resultados, a los otros no, porque el Estado subvenciona las pérdidas.

Unos se mueven dentro de una dinámica de resultados concretos; otros dentro de un ámbito burocrático. Algunos funcionarios no ven afectados sus cargos por resultados negativos, en cambio el empresario y el ejecutivo privado serán remunerados según el progreso de su empresa (sector privado).

Estas son algunas de las diferencias que existen entre los funcionarios públicos (sector público), los directivos y gerentes (empresas públicas), y los empresarios y ejecutivos (sector privado).

En principio, existen diferencias de: formación, función, finalidad y política. De formación, porque cada quien tiene una vocación y experiencia que cumplir, suponiendo que se desenvuelve dentro del campo para el cual se ha preparado. Sería una ocurrencia no razonable formarse en abogacía por ejemplo, para luego seguir un curso de alguna especialidad médica, y dedicarse posteriormente a ejercer la medicina.

Esto resulta no sólo incomprensible sino además irreal, inoperante y propio de la ineptitud, ya que la práctica de una disciplina no debe abordarse con tanta irresponsabilidad e indiferencia.

Los resultados de estas prácticas ya comunes en nuestro medio, reflejan muchos casos el estado de la práctica administrativa en las Empresas Públicas, y en los órganos públicos del Estado.

Otros aspectos resaltantes son la función y la finalidad. La complejidad de las tareas en un organismo público, así como los propósitos finales que se le destinan, son ampliamente diferenciados con los de una Empresa Pública, estaría demás particularizar los detalles que se dan al respecto.

NESTOR FIGUEROA:   EMPRESAS PUBLICAS, ORGANIZACION, SISTEMAS, Y CONTROL DE GESTION



JUDO KODOKAN, TEORIA Y SISTEMA

El denominado Judo moderno está cojo de estilo, arte,  Kihon, eficiencia, desequilibrio, sistematización, bushido;  porque solamente se ha focalizado el desarrollo en el aspecto físico de la disciplina, especialmente como factor pragmático y primordial de las competencias.

De ahi la  importancia de establecer una metodología científica en el Judo, porque sin ella la transmisión del conocimiento y de las experiencias se harán desarticuladamente, empíricamente. Es pertinente fijar y estandarizar un marco referencial sobre la Teoría del Judo y su sitematización en la enseñanza.

En el deporte del Judo hay diferentes maneras no estructuradas de enseñarlo, y que responden a las propias experiencias de sus instructores, muchos de ellos campeones, pero empíricos; así vemos que el Bushido, los Katas, el Kuatsu, los Atemis, y otras técnicas ya no son enseñados en las escuelas porque no se conocen, o se piensa que no son importantes; o que toda la enseñanza del Judo debe focalizarse y orientarse exclusivamente a la competición.

Lo mismo ocurre en cuanto a enseñar técnicas de Renrakuwaza, Kaeshiwaza, Gonosenwaza; o establecer claras diferencias dentro de la familia de Seoinage y sus variantes. En fin, de aplicar una pedagogía que sea integral, completa, en sus metodologías y en los procesos de los Waza; que permita así mismo preparar instructores idóneos y capacitados para la enseñanza en los diferentes niveles.

Como todo en la vida, el Judo ha sufrido también el impacto de la vida moderna, del avance tecnológico, de los nuevos estilos de vida de las sociedades. Del arte de la flexibilidad y el camino suave, el Judo se ha convertido en una disciplina deportiva altamente competitiva, generando detrás una gran industria de recursos, organizaciones, y mercados con expectativas muy diversas.

Y cierto es que, del Kihon o principios científicos del Judo, poco o nada se enseña actualmente en los dojos; lastimósamente, este es un beneficio que se perdió con el tiempo, que despierta ahora escaso interés con la agitada vida moderna y la dinámica de las  expectativas que se viven en el mundo del Judo deporte.

El Judo moderno se practica ahora con una especial herramienta, la fuerza bruta, con gran uso de violencia, el que lanza es el más rudo; al Judo se le ha incorporado una mezcla de pesos isométricos y de Lucha Libre, en una suerte de pragmatismo liberal de que el fin justifica los medios.

NESTOR FIGUEROA:     JUDO KODOKAN TEORIA Y SISTEMA


GERENCIA SOCIAL PARA EL DESARROLLO SOCIAL

En el ambiente de los negocios, y en las esferas de la burocrática Administración Pública, cada vez es más difícil hallar actores que tengan un espíritu directivo  y estilo gerencial, que promuevan el desarrollo institucional, que fomenten el desarrollo de su entorno, o que generen acciones y resultados con desarrollo sostenible; estableciendo una responsable y continua dirección tecnológica, y a la vez eficaz en el uso de los recursos institucionales, agregando además, una dosis de sensibilidad social y justicia como medio de optimización de las estrategias sociales.

Este trabajo tiene una postura gerencial que fomenta el impulso hacia el desarrollo social, hacia el estímulo de la inteligencia social futurista; con impulso de valores cristianos en su mecánica medular de integración de procesos; queríamos además etiquetar un título que insinuara más que un enunciado modernista, el interés profesional de la reflexión, y que produjera una aguda motivación hacia el cambio social.

Que además despertara la elemental conciencia hacia un rol gerencial de compromiso social, porque el gerente moderno tiene esa responsabilidad, de dirigir con creatividad, innovación, capacidad, experiencia, especialización, integridad, tecnología, probidad, orientado a la productividad y rentabilización de las inversiones; pero también con sensibilidad, equidad y servicio social, contribuyendo al desarrollo económico, a la justicia social, y a elevar las condiciones de vida poblacional.

Sin duda, estos son tiempos difíciles, para la humanidad en general, aún también lo son para los países ricos y desarrollados, por qué razón?; porque es notoria la descomposición globalizada de valores en el mundo, el concepto de globalización no es solamente aplicado al mundo de los negocios, de la interrelación de las actividades comerciales, de la producción de recursos y servicios mundiales, lo es además entre fuerzas continentales y regionales de hegemonía de poder, que están luchando por mantener una vanguardia de dominio sobre las regiones.

El Perú, como muchos países del mundo, vive en una vorágine cerrada de subdesarrollo y erosión de valores; las razones son múltiples según cada quien las interprete, esa realidad, es el odio, la desunión, la iniquidad, el egoísmo, la falta de identidad nacional, la soberbia, la ignorancia, la mediocridad, la informalidad, la entropía de valores, que es la metástasis republicana cancerígena no curable del Perú, bajo una cadena generacional de casi 190 años.

Sin embargo, hay una aspiración y necesidad nacional, de salir adelante, de convertirse en país vanguardia del desarrollo regional. Perú tiene todos los recursos naturales, como para levantarse, iniciando una productividad sostenida, capacidad de consumo, distribución equitativa; pero antes, deberá combatir frontalmente la carencia de valores, la pobreza, el desempleo, la corrupción, los malos servicios públicos, la inseguridad urbana, el desorden, la indisciplina, la pobre calidad de gerencia social.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NESTOR FIGUEROA:  GERENCIA PARA EL DESARROLLO SOCIAL Y EFICACIA DE VALORES